¿Estás lista para explotar tu costado más salvaje? No, no hablamos de tirártele encima al bombón del trabajo, sino de aprender nuevas maneras de potenciar tu look. ¡Empezá con nosotras!

Fragancia deliciosa

1. Remixá tus perfumes. Si tenés varios dando vueltas, mezclá directamente sobre tu piel uno cítrico con uno floral para crear una nueva y original combinación de verano. Aplicá ambas fragancias solo una vez y por la mañana. A la tarde, cuando la temperatura de tu cuerpo aumente, se potenciará el efecto.

2. Creá una nueva crema corporal. Seducí a tu chico con una loción tropical para el cuerpo. Cortá un coco y verté su agua en una taza. Si no conseguís la fruta fresca podés reemplazarla con unas gotas de aceite aromático. Ahora agregá un poco de crema corporal sin fragancia y batí hasta que tenga una consistencia cremosa. Entre la suavidad de tu piel y el aroma hot, tu chico se volverá loco por tocarte.

3. Ducha aromática. Transformá tus baños en una experiencia sensual. ¿Cómo? Dejando caer unas gotas de aceite esencial frutal en el piso de la ducha. Cuando hagas correr el agua caliente, el vapor hará que todo el baño se inunde con el aroma.

Iluminate

4. Ojos de sirena. Las sombras azules bien profundas y las verdosas contrastan a la perfección con todos los colores de ojos. Aplicá el azul en el párpado superior y un verde más claro sobre el párpado inferior, justo por debajo de las pestañas. Esfumá bien y completá el look con labios nude para no sobrecargar el make up.

5. Pestañas technicolor. Sí, las pestañas de colores atrevidos son lo último para lookearte a la noche. Hay dos maneras de lograrlo: con una máscara azul o púrpura, o con pestañas postizas. Y como no hay reglas a la hora de elegir el tono, usá uno que te resulte divertido y combine con tu ropa.

6. Labios rosa. No hay una explicación lógica, pero de pronto todos los maquilladores profesionales recomiendan lo mismo: los labiales del verano son el rosa intenso y el coral. La buena noticia es que ambos tonos quedan bien con cualquier color de piel.

7. Potenciá tus uñas. Muchas celebrities internacionales, como Beyoncé o Lilly Allen, no les tienen miedo a los colores shocking en las uñas. Lima, violeta y rosa neón son los más trendy y originales. Para causar mayor impacto podés usar fucsia en las manos y rojo o naranja en los pies. ¡Animate!

8. Cambiá de delineador. En vez de usar el clásico (y obvio) delineador negro, probá con un lápiz lavanda, verde o azul cobalto. Aplicalo en el nacimiento de las pestañas superiores e inferiores para destacar tu mirada. Para el efecto smoky trazá una línea bien delgada y después esfumá con un hisopo.

9. Combiná la sombra con tu vestido. Por supuesto, no todos los colores de vestido deberían ser reproducidos en tus párpados. Pero algunos como el fucsia, el turquesa y el verde esmeralda son ideales para poner en práctica este truco. Eso sí: es fundamental que sea el mismo color, pero no la misma tonalidad. Un tip: asegurate de que la sombra tenga brillo, así la combinación es evidente, y con un touch glam.

Reforzá tu estilo

10. Lucí como una estrella. ¿El secreto para cambiar tu look instantáneamente? Extensiones. Sumá mechas largas para darle marco a tu rostro o hacé que un corte clásico luzca asimétrico en segundos. También podés usar algunos apliques para crear un efecto más luminoso. Es simple, ubicá mechas más claras por debajo de la capa superior de tu pelo, así se asoman cuando movés la cabeza.

11. Un nuevo twist. Tomá una mecha lateral y hacé una trenza cosida a lo largo de tu frente, o en un costado de la cabeza. Sí, como Jennifer Aniston en la última entrega de los Oscar.

12. Jugá con tu pelo… Si querés lucir un peinado trendy atá una cola de caballo alta, seccioná el largo con banditas elásticas de diferentes colores, ubicalas de forma equidistante y rociá con spray. Vas a crear un look alucinante, que incluso luce genial cuando lo desarmás porque se marcan ondas suaves. ¡Dos peinados en uno!

13. Desarmalo. Hacé un rodete suelto y bajo sobre uno de los laterales. Dejá algunas mechitas sueltas y marcalas con tu rizador para crear ondas quebradas. ¡Lista para una noche especial!

Lucí una piel hot

14. Destacá tu bronceado. Lucí todo el verano como si recién llegaras de una isla tropical. Solo necesitás un aceite para el cuerpo con destellos dorados. Antes de vestirte aplicá el producto con mucho cuidado en tus piernas, brazos, hombros, escote… ¡donde quieras! Esperá unos minutos hasta que se seque bien, y listo. Lo mejor es que podés lavarlo si se te fue la mano o te quedó desparejo.

15. Brillá. Si no sos fan del bronceado, podés iluminar tu escote y tus hombros aplicando un polvo rosado con destellos. Hacelo justo después de humectar tu cuerpo, así los pigmentos se pegan a la piel.

16. Tatuate. ¡Sí! tenemos un truco genial. Usá stickers con estrellas en la parte interior de la muñeca antes de aplicar tu autobronceante. La piel debajo del sticker no absorberá el color, de modo que cuando los retires lucirás una constelación de estrellas en tu piel.

Brillá

17. Efecto glitter. Con la yema de los dedos aplicá sombra con brillo metálico debajo de tus cejas y esparcí por el contorno exterior de los ojos. ¿El resultado? Se destaca tu mirada y luce genial ante la cámara (¡ideal para las fotos de Facebook!).

18. Amá tus cejas. Si estás aburrida de tus cejas, no las depiles. De nuevo: ¡no las depiles! La tendencia de este verano es llevarlas bien llenas, con un arco completo. Para darles forma usá un delineador marrón (así el efecto será más natural), y un toque de máscara para que estén prolijitas.

19. Dancing queen. ¿Te gusta bailar hasta el amanecer? Entonces es inevitable que transpires, así que no tiene sentido luchar contra esa reacción natural del cuerpo. Si vas a la disco, evitá la base y reemplazala por un polvo compacto mineral porque, si bien cubre las imperfecciones de la piel, deja que respire y no se arruina con el sudor.

20. Lucí sonrojada. Destacá tus pómulos y lográ un look fresco y sexy. Hacelo así: parate frente al espejo, sonreí y aplicá en forma circular un tono rosa o coral (según el color de tu piel) justo en la parte alta de los pómulos. No falla.